Unos quieren hacer memoria, otros prefieren que todos olvidemos

Días después de la sublevación del 36, se dictaron órdenes específicas para no inscribir a las víctimas con la clara intención de dejar el menor rastro posible
[…]
Las familias que han solicitado la inscripción casi siempre se han encontrado con un inconveniente en los juzgados: aportar testimonios presenciales, de primera mano.

tomado de La ‘Libertaria’ muere de forma oficial 75 años después

¿Irónico, verdad?
Es la familia,
la que sufrió el mal en sus carnes,
la que ha padecido en silencio durante 40 años de dictadura,
la que no tiene un lugar dónde honrar a sus familiares asesinados,

Es la familia la que tiene que demostrar que su familiar, más de 70 años después, no está de parranda sino en una fosa.

Por cierto, señor juez, las mismas fosas que nos impiden abrir. Y no son pocas.

¿Que te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s