Un #cumpleaños no, EL cumpleaños.

mi princesita

La Rebelion de los Cocolines, el Blog de ternura, amor y creatividad de Paloma vuelve con “El mágico número siete”:

Se acerca, como todos los años, un día muy especial para nuestra familia: el 7 de abril.
El 7 siempre se ha tenido por un número mágico y, sí, me consta que lo es, al menos para nosotros, pues es el día que eligió para llegar a nuestras vidas un hada chiquita de ojos negros y melancólicos, grandes como dos frutos de endrina, con los que miraba atenta todo cuanto la rodeaba desde el mismo instante de nacer, y que siempre, siempre, siempre, andaba rodeada de mariposas allá por donde paseaba.

Ya estais tardando en apuntaros a la Rebelión. También en Twitter con @vayacocolines

un paseo por el paraje del Piélago

Puente de Vadollano, en el paraje del Píelago, Vilchez.

Una de las desventajas de estudiar un ciclo en un instituto que imparte desde enseñanza media hasta superior es que a veces te puedes encontrar con que no hay un sólo lugar tranquilo dónde ponerte a estudiar.

En esos contados momentos del curso lo que he hecho es coger el coche e irme carretera adelante a buscar algún sitio tranquilo en él que dar de comer a mis neuronas.

Así, la semana pasada, me encontré con un curioso lugar, de nombre El Píelago, del que desconocía completamente la existencia.

En este curioso desfiladero de granito aún se tienen en pie dos arcos de un puente romano, el Puente de Vadollano que parece fue parte de la Vía Augusta, entre la región de Oretania y Sagunto.

lo que queda de la calzada romana

lo que queda de la calzada romana

Además de estudiar metido en el coche y con el aire acondicionado a toda caña, aproveché para estirar las piernas y hacer unas cuantas fotos de ese mágico lugar. Os recomiendo comparar mis fotos, realizadas en verano, con las que aparecen en este Blog, realizadas en invierno, con el río Guarrizas tronando sobre las rocas.

el cielo reflejado en una poza del Piélago

parece que el nombre de «El Piélago» le viene por esas pozas profundas excavadas en el granito.

Que curioso me resulta encontrar un sitio así cuando queda poco para que abandone esta tierra…

de regreso a Linares

de regreso a Linares

más fotos en mi galería de Google Plus.

Asesinos de árboles

De

Realicé esta fotografía hace unos días. Aprovecho un hueco para publicar aquí la historia.

Yo iba de viaje por la autovía que une Linares con Bailén y decidí hacer una parada para estirar las piernas. Elegí detener mi coche cerca de una fábrica abandonada y darme un paseo por la historia de la revolución industrial. Cuando volvía para incorporarme a la autovía los vi, dos árboles gigantescos a los que habían quemado el tronco.

La imagen de los troncos perforados y a pesar de ello los árboles manteniéndose en pie sobre restos calcinados me animó a tomar fotografías de aquello. Sigue leyendo

Newsrob, un buen lector de feeds en mi Android

Una de las ventajas de tener un movil con android y wifi es que no dependes de una costosísima conexión de datos para estar al día de lo que ocurre a tu alrededor. Y menos aún si vives en una ciudad dónde hay redes wifi abiertas por todos lados.

Este no es un blog de tecnología pero como no he visto ninguna información en español de mi lector de feeds pues he pensado contar aquí mi experiencia. Hace unos días Google anunció su versión de Google Reader para Android pero por lo que a mi respecta no voy a cambiar. Me gusta mucho mi lector de feeds y no olvido clicar una vez al día en la publicidad para agradecerselo al programador.

¿Porqué uso un lector de fuentes?

Desde que un amigo me descubriera la potencialidad de los lectores de fuentes me he ahorrado mucho tiempo en la red. Sigue leyendo

de un comienzo a esta parte

Es extraño, hace dos años nisiquiera sabía lo que era un blog. Hoy en día escribo regularmente en varios de ellos. Pero ocurre a veces que la vida me sobrepasa y el deseo de mandar a más de uno al infierno, de rugir mi rabia sobre los montes y las colinas o de elevar sobre las cabezas de quienes me rodean la sonrisa de un niño invade todo mi ser y entonces…. Escribo.

Escribo, siempre lo he hecho. Para mi, para mis amigos, para mi novia, para los demás… Y así nació el primer Mapache. Un archivo en txt metido dentro de un disquete que me llevaba al trabajo y que escondía entre sus brazos mis reflexiones sobre la vida, la mía sobre todo y mis escritos, no pocos.

Fueron pasando los años y se fueron sucediendo los Mapaches…

El Tercer Mapache nunca fue,

… Hasta que llegó el octavo hermano y decidí que era hora de amanecer sobre mis tierras. Esto no es por tanto el comienzo del camino, es sólo el paisaje que se abre tras un recodo del abrupto sendero y descubrimos el valle, los árboles barridos por el viento que se arrastran en las laderas, las cascadas que se rien del tiempo y corren a esconderse en las lagunas.

Sólo es un amanecer sobre los nueve mapaches. Y como todos los amaneceres del mundo es tan único como hermoso.