Haz de tu voto un voto útil, deja de lado PPSOE y vota a un partido pequeño

Uno de los mitos que existe en democracia es él de “el voto útil”. Yo mismo he cambiado varias veces mi voto creyendo en cada momento que mi voto sería más útil así, pero lo cierto es que los partidos políticos han tergiversado el sentido de ese “voto útil”.

Empiezo por el principio: la democracia debería ser “la decisión del pueblo”, pero entonces a alguien se le ocurrió la linda idea de las chapitas.

¿Y que es eso de las chapitas?

Pues muy sencillo: la militancia. La militancia supone una bolsa de votos segura para los partidos porque la gente va a las urnas como va al futbol: “viva el betis manque pierda”. Eres militante entonces te da igual que el cabeza de lista sea un inutil, un corrupto, un prevaricador, un agresor, o un sinverguenza. Delincuentes en definitiva que serán presentados por el partido como “presuntos” hasta el día de la sentencia y como “víctimas de un complot” a partir de la publicación de la condena. ¿Y como se traduce eso? Pues que te saca completamente de la posibilidad de que tu voto valga para algo. Es decir: ¿Tú estás afiliado al PSOE, al PP, a CIU, al PNV, a IU? Enhorabuena, tú no cuentas en esta democracia. Es decir, tú votas pero en realidad, tu voto no cuenta.

¿Y porqué no cuenta?

Aquí está la cuestión. En España tenemos instaurada un bipartidismo. El PP tiene una bolsa enorme de afiliados, el PSOE otra bolsa enorme de afiliados, y luego están todos los demás. Sin embargo ninguna de esas bolsas llega a la altura suficiente para alcanzar mínimamente la tan deseada mayoría parlamentaria.

Esos votos, los de la bolsa, están asegurados. Las campañas electorales, pese a invitar a los afiliados a los mitines para que vitoreen al lider, están en realidad enfocadas a los demás. La campaña, seamos claros, está enfocada a captar el verdadero voto útil de la democracia y si tú eres un militante la campaña no es para ti.

Todos esos votantes que no están en ninguna de las grandes bolsas, que no tienen teñido su voto de ningún color predeterminado, sino que piensan votar después de reflexionar, que igual votan cabreados (yo lo estoy) o como castigo. Ese grupúsculo de personas es él que realmente mueve la democracia pues será quien le de la mayoría simple o absoluta a alguno de los dos grandes partidos.

Las bolsa de afiliados hacen que ambos partidos estén situados muy por encima que los demás partidos. Pero ya está, no les da más posibilidades. La militancia, para lo único para lo que sirve es para acercar más a un partido a esa ansiada línea, punto. Vale, y para llenar estadios. Los demócratas, los no afiliados, los que votan con la cabeza y no se casan con nadie, esos son los que están situados por encima de esas bolsas y son los que pueden hacer que el montón de votos del PP o el montón de votos del PSOE sea más alto y alcance la mayoría. Por eso los esfuerzos de la campaña están dirigidos a ellos.

Ahora bien, vamos a suponer que todos ese voto inteligente, todos esos votantes con cabeza, reflexionan y deciden que sí, que es cierto lo que dice el 15M que hay que reiniciar la democracia, que es verdad lo que dice ATTAC que los mercados financieros están destruyendo nuestra democracia, que las premisas del FMI está hundiendo nuestras economías y entonces todos esos votantes toman la decisión de votar a otro partido.

Voy a eliminar de mi quiniela a PP PSOE , PNV y CIU que lo unico que hacen estos partidos es encadenar decisiones y rutinas que nos han llevado a la crisis actual, a las anteriores y a las que vendrán.

Pongamos por ejemplo que gran parte de esa masa vota a EQUO o a Izquierda Anticapitalista. Ni EQUO ni Anticapitalistas van a conseguir una mayoría absoluta porque las bolsas grandes de votos de este país están enterradas en los cotos privados del PP y el PSOE pero por otro lado las bolsas de PPSOE tampoco van a crecer. Se van a quedar en el mismo punto en él que estaban antes de empezar esta vorágine de mítines en los que los que deben convencer son aplaudidos por votantes que ya salieron convencidos de sus casas.

Y aqui viene lo interesante de la democracia.

PPSOE, gane quien gane, se verá en la necesidad de dialogar. En la necesidad de hacer un trato con esos partidos minoritarios. A esos a los que han puteado para que no puedan participar en la “fiesta de la democracia” y ahora resulta que se convierten en socios imprescindibles. PPSOE los necesita para que se suban a sus bolsas y puedan tocar la línea de la mayoría y ganar la partida.

Y ese es mi consejo para estas elecciones,

Que hagas de tu voto un voto útil y que votes a un partido pequeño, en él que creas, que tú creas sinceramente que puede cambiar el panorama actual y que le des la llave para formar un gobierno. Ignora los llamamientos de los grandes partidos que braman que los votos les pertenecen y votar al pequeño es un voto perdido.

Vota a ese pequeño partido que colocado encima de la bolsa de votantes de los dos grandes provoquen un cambio en nuestra democracia y obligue a los grandes partidos a hacer algo más de lo que están haciendo y que de una vez resuelvan los problemas acuciantes que tenemos en España y que no son ni los contratos, ni los salarios, ni los funcionarios ni las pensiones sino el capitalismo salvaje y completamente descontrolado que propicia el actual sistema financiero.

Por último, si todo lo anterior no te convence porque eres un acérrimo del PSOE, del PP, de PNV o de CIU entonces miralo por otro lado: Los grandes partidos se han convertido en un fin en si mismos dónde el único objetivo es el poder. Aunque la Constitución Española dicta que deben ser democráticos en su estructura interna lo cierto es que no es así.

Si me haces caso y votas a un partido pequeño obligarás a los dirigentes de tu partido a replantearse lo que está ocurriendo y si además de ello tu partido no consigue la ansiada mayoría es posible que consigas que tu partido se regenere y recupere la senda democrática.

No Les Votes

Hace tiempo que vengo quejándome de la falta de democracia en nuestro país. Les decimos a los árabes, a los africanos y a los Latinoamericanos como deben llevar sus países y mientras tanto la democracia española se pudre como ya lo hicieron otros estados europeos (maravillosa Francia, mi patria chica y su abrazo a la ultraderecha).

Pero al igual que miles, quizás millones, de españoles comienzo a estar hasta los huevos de estos políticos que sólo buscan perpetuarse en el poder.

¿lo han pensado bien? Las próximas elecciones generales, sí nada lo remedia, sólo pueden pasar dos cosas:

Que el PSOE gane las elecciones,
Que el PSOE pierda las elecciones.

Porque seamos sinceros, el PP con un candidato que los españoles han rechazado en dos ocasiones, no hace nada por ganar seguidores. Su estrategia se sustenta en demostrar que los demás:

  • Son más inútiles que ellos,
  • Más corruptos que ellos,
  • Más incapaces de gestionar la crisis que ellos,
  • Más dudosos para Europa que ellos,
  • Más cercanos a ETA de lo que fueron ellos,

Y tú más

Ese debería ser el eslogan de PPSOE. Que triste futuro tiene un país cuyos gobernantes y aspirantes a ello sólo son capaces de pelear por el poder.

Yo lo tengo muy claro. O los ciudadanos de este país decimos “basta” y bajamos ambos partidos de las instituciones o tendremos una triste vejez y nuestros hijos un futuro condenado.

El partido socialista ha perdido completamente el rumbo y es tan socialista como un gato de escayola. ¿Que la mayoría de descontentos van a salir de las filas de la izquierda? Pues probablemente pero eso debieron haberlo pensado antes esos maravillosos políticos que ahora nos saludan sonrientes desde millones de vallas publicitarias y farolas de todo el país.

Pues nada, que sigan disfrutando de los viajes en primera, porque el pueblo ha tomado la calle y no va a ser fácil que vuelva a sentarse en el sofá a tragar caja tonta. Ahora vienen las municipales, ya veremos lo que pasa.

El sobrao

El sábado pasado me puse mi mejor traje y me fui «de caza» con los amigos. Al llegar al pub de siempre allí estaba ella, tan altanera como siempre pero yo voy sobrao.

– La tienes en el bote,- me dicen los amigos, -mira como se hace la interesante.- Yo le dedico una ámplia sonrisa y ella gira la cabeza hacia otro lado.

Yo ya sé lo que me dirá porque sábado tras sábado desde hace 8 años me dice lo mismo: «que le gusta otro» pero yo sé que no es cierto, que yo soy el hombre de su vida y que antes o después caerá rendida a mis encantos.

Así que me acerco, le sonrío

«hola guapa, volvemos a vernos».

Ella suspira y mira hacia otro lado mientras murmura algo pero yo no la escucho porque no me hace falta. Sé lo que quiere oir, la agarro del brazo y se lo digo

«Vamos, salgamos de este garito de mierda. Te voy a llevar al lugar dónde va la gente guapa.»

Ella se suelta con un gesto brusco y me grita: «pues a mi, este garito de mierda me gusta y aquí es dónde está mi gente. Vete al pedo.» Se da la vuelta y desaparece entre la gente.

Yo sigo sonriendo, todos en el pub me mira y no voy a dejar que piensen que me ha dejado tirado.

«se hace la dura» pienso, «en realidad lo está deseando».

Vuelvo con mis amigos «Esta tía no sabe lo que quiere» les digo y ellos se ríen «Bah! Esto no es más que chusma! Vámonos a celebrar que no somos como ellos a un sitio en condiciones.»Dejamos el pub y a nuestras espaldas muchos nos miran.

Nos envidian, lo sé.

Sigue leyendo