Las otras caras de la emigración: Paloma y Carlos

Nuestra historia es la de una familia común. Mamá es abogada, tiene cuarenta años y como todos los profesionales liberales el simple hecho de estar dada de alta en la profesión le supone pago de impuestos, cuotas de mutua y otros gastos. Tenga o no ingresos. El 40% de sus ganancias parten en impuestos. Y en sus dos maternidades no ha tenido derecho a baja ni ayuda.
Papá es audioprotesista, pese a trabajar para la mayor empresa del sector tiene las mismas limitaciones que cualquier otro trabajador en España: un sueldo ajustado al mínimo, un contrato que exige más dedicación que el tiempo estipulado, unas horas extras que se presuponen pero ni se pagan ni se devuelven.
Completan la familia una preciosa niña de 3 años y un bebé nacido en la navidad del 2009.

recién llegados, camino del cole

recién llegados a Normandía, camino del cole

Nuestro hijo nace con graves problemas de salud. Sin embargo mi empresa no considera que yo tenga derecho a unas horas para llevarlo al médico. “¿para que está la madre?” es la frase que me suelta la responsable de recursos humanos cada vez que pido dos horas para el médico. Cuando lo hospitalizan, cosa frecuente, la empresa me descuenta los días de mis vacaciones.
Cuando mi hijo tiene un mes de vida recibo la carta de despido. Sigue leyendo

Anuncios

Las otras caras de la emigración: Arantxa y Paula

Hola,

Yo también formo parte de ese gran numero de personas que vivía por encima de mis posibilidades, con una, nomina de 700 euros y 1000 de mi pareja habíamos conseguido un préstamo del 110%. La casa nos costaba 175.000 euros pero nos dieron 210.000 ( para amueblarla, para un capricho … 😉 ).

Arantxa y Paula

La hipoteca en 2 años nos subió a 1350 euros al mes, una cantidad que es capaz de romper hasta el mas sólido de los matrimonios, pero… ¿como separarse si pagar un alquiler y la mitad de la hipoteca no es posible?

Decidí intentar afrontar los gastos yo sola, intentar conservar la casa que habíamos comprado con ilusión para que nuestra hija creciera en ella. Gran error!!! Sigue leyendo

No sólo jóvenes: las otras caras de la emigración

Como saben los que siguen la actualidad española, los medios de comunicación siempre hablan “de los jóvenes” cuando hablan de emigración. Pero aunque sea cierto que muchos jóvenes dejan el país también somos muchas las familias que nos hemos marchado con mayor o menor bagaje y con mayor o menor fortuna.
foto original de Unsplash.com
No todos somos el joven hiperpreparado del que hablan los periódicos (y los partidos políticos) y que se ha marchado con una beca.
Somos también treintañeros, cuarentones, cincuentones.
Unos hemos venido en pareja, otros son familias monoparentales, algunos han dejado a sus hijos en España, con los abuelos o los tíos.
Algunos contáis con apoyo aquí o allí, otros no tenemos a nadie…
Algunos sois diplomados, otros no tenéis estudios. Unos han venido con contrato, otros con la esperanza de conseguirlo…

Dejemos de ser los invisibles

Por eso me he propuesto escribir en mi Blog pequeñas biografías de personas que, como mi familia, se han visto obligados a marchar de su tierra. Aún estoy recopilando historias y si estás leyendo esto y te sientes identificado puedes participar dejando un comentario aquí.

Cada biografía publicada es la historia real de una familia a quien he pedido personalmente que me deje contar su periplo. Personas normales que un día decidieron que si querían darles un futuro digno a sus familias debían arrancar las raíces y partir. Familias que han aceptado contar su historia para desmitificar la emigración.

Cada lunes publicaré una biografía.

¿Por que los lunes? Había que elegir un día. El lunes es el primer día de la semana, con sus nuevas oportunidades, y me recuerda el primer día en el nuevo país, con todas las ilusiones, los miedos y las esperanzas.