CuentosParaNoPubliCarlos nº13: El Afortunado

Aquí está el relato que presenté al Segundo Premio de Relatos Medievales, no ha sido seleccionado entre los finalistas, cosa que era previsible por otra parte 🙂 pero me apetecía participar y el año que viene también volveré a participar.

El Afortunado, CPNPC Nº13
Fue en el caluroso amanecer de un campamento de verano. Las moscas asediaban nuestros cafés y huyíamos del sol refugiándonos en la sombra de los quercus pues a las ocho de la mañana el calor era ya insoportable. Ake soltó un exabrupto sobre las moscas y a mi me vino a la mente la imagen de cientos de cadáveres cubiertos de moscas. Miré el valle que se abría ante nosotros y mi imaginación lo convirtió en el escenario de una reciente batalla. Mi imaginación fue más allá y una frase se abrió paso:

Santiago abandonó con desdén el escudo.

En un impulso irresistible abandoné mi café a las moscas y subi hacia las tiendas que se tostaban al sol, saqué de mi mochila mi libreta de cuentos y mi pluma y regresé al frescor de los árboles. De un tirón escribí el relato que mi imaginación hizo estallar a continuación.
Como siempre que escribo, no supe el nombre que tendría el relato ni su final hasta que lo concluí. Y así nació, en aquel paraje conocido como La Solana del Quemao, el día de Santiago Apostol de mil novecientos noventa y ocho, este relato.
El Afortunado fue el primero de varios relatos bañados en la oscuridad, que no en el pesimismo, que a veces rodea mis obras. Incluso pensé incluirlo en una nueva colección que creé adrede, Tierras Oscuras, pero que finalmente decidí reservar a otros menesteres.

Sigue leyendo

Segundo Premio de Relatos Cortos HdH Medieval

Hace años que había desistido de participar en concursos de relatos. No por soberbia sino simplemente por falta de tiempo (hay que buscar el concurso que se adecue a tu estilo de escritura, buscar el relato que mejor vaya a cuadrar…) y también cierta sensación de tampoco es que mis obras sean la caña.

Mis relatos están en la colección “Cuentos Para No Publi Carlos” por eso, entre otras cosas, pero entonces leo en el blog Historias de la Historia que convocan un premio de relatos cortos.
HdH es un blog que me encanta y por si faltaba algo en el jurado se encuentra el escritor giennense Juan Eslava Galán, que me apasiona, así que no me he podido resistir y les he mandado
El Afortunado, CPNPC Nº13
Fue en el caluroso amanecer de un campamento de verano. Las moscas asediaban nuestros cafés y huyíamos del sol refugiándonos en la sombra de los quercus pues a las ocho de la mañana el calor era ya insoportable. Ake soltó un exabrupto sobre las moscas y a mi me vino a la mente la imagen de cientos de cadáveres cubiertos de moscas. Miré el valle que se abría ante nosotros y mi imaginación lo convirtió en el escenario de una reciente batalla. Mi imaginación fue más allá y una frase se abrió paso:

Santiago abandonó con desdén el escudo.

En un impulso irresistible abandoné mi café a las moscas y subi hacia las tiendas que se tostaban al sol, saqué de mi mochila mi libreta de cuentos y mi pluma y regresé al frescor de los árboles. De un tirón escribí el relato que mi imaginación hizo estallar a continuación.
Como siempre que escribo, no supe el nombre que tendría el relato ni su final hasta que lo concluí. Y así nació, en aquel paraje conocido como La Solana del Quemao, el día de Santiago Apostol de mil novecientos noventa y ocho, este relato.
El Afortunado fue el primero de varios relatos bañados en la oscuridad, que no en el pesimismo, que a veces rodea mis obras. Incluso pensé incluirlo en una nueva colección que creé adrede, Tierras Oscuras, pero que finalmente decidí reservar a otros menesteres.

Ahora, gracias a Historia de la Historia, sale de la oscuridad y aunque no gane ningún premio ganará más lectores de los que jamás pude llegar a pensar tener.